Compromiso de cero lesiones a través de las culturas de seguridad

 Download PDF 1

Por John Montigny

  

Miller AirCore Oil and Gas Harness (300px)¿Conoce usted como profesional de seguridad la frecuencia de las lesiones graves y muertes en su lugar o lugares de trabajo?  ¿Realiza un seguimiento de éstas separándolas de las lesiones menores? ¿Cree usted o cree su liderazgo comercial, que las muertes laborales son eventos aislados, incidentes casuales, en los que nada más podría haberse hecho para preservar la vida de un trabajador? O ¿se ha tomado el tiempo para identificar sistemáticamente los riesgos que llevan a los peores accidentes y luego ha invertido en los controles de esos riesgos?

Las lesiones graves y las muertes (Serious Injuries and Fatalities, SIF) no ocurren en vano, no son eventos al azar y casi nunca son acontecimientos aislados.

Pero el hecho es el siguiente: los datos nacionales en los EE.UU. durante los últimos 10 años muestran que los incidentes registrables (la mayoría son lesiones menores) disminuyen de forma sostenida, pero las SIF se mantienen esencialmente niveladas, según la Oficina de Estadística Laboral del Departamento de Trabajo de los EE.UU.

¿Qué constituye una lesión grave en el trabajo? Las SIF son lesiones o enfermedades que constituyen una amenaza para la vida o incapacitan de forma permanente, como quemaduras graves, amputaciones o golpes en el cerebro o la columna vertebral. Las muertes en el trabajo no necesitan explicación.

En una cultura de seguridad, los líderes no creen que las sorprendentes disminuciones en las lesiones graves en el lugar de trabajo automáticamente signifiquen que habrá reducciones similares en los eventos graves y en las muertes. De hecho, en los EE.UU., la investigación echa por tierra el punto de vista tradicional de que las disminuciones en las lesiones menores darán como resultado reducciones proporcionadas en las lesiones más graves.

Para reducir las SIF, debe comenzar con una autoevaluación sincera y abierta de su cultura de seguridad. Muchas empresas carecen de autoconciencia transparente para mirarse de frente al espejo. Muy pocas son realmente conscientes de que su pensamiento es deficiente o anticuado acerca de los tipos de lesiones más graves. A menudo se debe a una dependencia excesiva del mantenimiento de registros de todos los incidentes, lo que muchas veces dará la imagen de una empresa con un programa de seguridad cuyos casos y tasas de incidentes son inferiores a su norma industrial. En este filtro tradicional, la seguridad parece estar bajo control.

En verdad, las clases de prácticas y políticas que la mayoría de las organizaciones hoy en día emplea respecto de la seguridad no arrojarán luz sobre aquellos riesgos con el mayor potencial de lesiones graves y muertes. Estos pasos de seguridad tradicionales no convencerán a los líderes de que se necesitan diferentes auditorías de seguridad basadas en riesgos y observaciones para descubrir y controlar las exposiciones de suma gravedad de los empleados.  Las prácticas tradicionales no abordan ni controlan adecuadamente los problemas subyacentes a las SIF. Aplicar prácticas de vigilancia y cumplimiento de seguridad tradicionales del tipo “más de lo mismo” no ayudará a disminuir las SIF.

 

Acciones pendientes importantes

 

Aquí se describen ejemplos de los pasos a seguir para reducir las SIF:

·         Converse regularmente con los empleados. Pregunte: “Si alguno pudiera resultar herido o morir en este trabajo hoy, ¿cómo podría suceder y qué podríamos hacer para evitarlo?”

·         Explique, aplique y sancione las violaciones de sus normas de seguridad más importantes, en ocasiones denominadas "reglas cardinales".

·         Haga que sus trabajadores hagan una pausa y den un paso atrás antes de comenzar una tarea para llevar a cabo su propia evaluación de los riesgos del trabajo. Deberá hacer un análisis abierto y sincero con sus trabajadores sobre sus evaluaciones. Los trabajadores deben ser alentados a hablar sin amenaza de reprensión.

·         Su cultura de seguridad debe hacer que sea seguro que los empleados informen todos los riesgos observados, incidentes sin lesiones y cuasi-accidentes. Necesita tantos datos como sea posible para descubrir las causas de las SIF.

·         Sepa que no existe una solución universal. Personalice y ajuste sus procesos de prevención de las SIF según sus operaciones.

En las culturas de seguridad que realizan un seguimiento de las SIF, los departamentos de seguridad y los líderes de la organización descubren lo diferentes que son estos incidentes de las lesiones menores habituales. Perder la vida, la vista o la movilidad u otra lesión que produzca un daño personal permanente, son claramente diferentes de las lesiones que se curan bastante rápido, como cortes menores, raspaduras y magullones que ni siquiera necesitan que los empleados reciban primeros auxilios.

Uno de los valores principales de una cultura de seguridad es identificar y mitigar cualquier riesgo que suponga una amenaza a la seguridad y salud de los empleados. Esta visión (para lograr un estado de lesión cero) debe incluir esfuerzos especializados para la prevención de las lesiones más graves y muertes en el lugar de trabajo.

Y estos esfuerzos son sostenibles. Siguen implementándose mientras que los directores y gerentes de seguridad van y vienen.  El compromiso de enviar a casa a cada trabajador por la noche seguro y saludable como llegó en la mañana no se negocia. Es aceptado por todos como parte del funcionamiento de la empresa. Una de las verdaderas características del compromiso en una cultura de seguridad para lograr un estado de lesión cero y seguridad como valor fundamental y duradero es el modo en que la empresa elige abordar de forma proactiva y prevenir las lesiones graves y las muertes.

La línea de equipos y prendas de protección personal de Honeywell garantizan una protección de cuerpo entero contra el riesgo de descargas eléctricas.

 

Download PDF 1