Mejores prácticas para la selección de la protección auditiva

Download PDF 1Por la Dra. Theresa Y. Schulz


Instrucciones Tapones Auditivos ImagenA pesar de la inversión y la atención permanentes de toda la industria en los programas de conservación auditiva y en las soluciones de ingeniería, los trabajadores de todas las industrias están expuestos a niveles de ruido extremos y al potencial de pérdida auditiva inducida por el ruido (NIHL).

En muchos entornos, quizás un tapón de espuma con el ajuste adecuado sea la solución más simple para el nivel de protección más elevado. Generalmente, se recomienda usar estos protectores (disponibles en una amplia variedad de formas y tamaños e incluso con cabillo) en aquellos casos en los que pueda surgir exposición a niveles de ruido potencialmente nocivos. Sin embargo, el ajuste adecuado es fundamental.

Para los casos en los que el ruido es intermitente o en los que los niveles de ruido pueden exigir levantar la voz para una comunicación clara, los tapones reutilizables pueden quitarse rápida y fácilmente o reemplazarse cuando los niveles de ruido aumentan o disminuyen. Se encuentran disponibles en una amplia variedad de formas y tamaños para garantizar el mejor ajuste, ya que se adaptan a las variaciones de los canales auditivos de los usuarios.

Considere usar orejeras, ya sea solas o con tapones para insertar. Algunas reglas de oro: Cuanto más grande sea la copa de la orejera, mayor es la atenuación o la protección contra el ruido. Cuando se utiliza un tapón junto con una orejera, agregue 5 dB a la atenuación proporcionada.

En la práctica, muchos trabajadores necesitan protecciones auditivas y comunicaciones claras. En estos casos, la tecnología ofrece alternativas de selección para no tener que quitarse el protector auditivo en un entorno ruidoso para poder comunicarse, lo cual no recomendamos:

La opción 1 es un protector auditivo de "atenuación uniforme", que tiene filtros que disminuyen la cantidad de ruido general que llega al oído, pero permite el paso de un segmento de sonidos de alta frecuencia que constituyen el habla.

La opción 2 se recomienda en aquellos casos en los que la claridad en la comunicación es fundamental para evitar lesiones o la muerte: uso de un sistema de comunicación de avanzada. Estos sistemas combinan protección auditiva, reducción activa de ruido y amplificación de la señal de voz.


Acceso a la protección auditiva

Debido a que los trabajadores se desplazan dentro de los lugares de trabajo o entre estos, los desafíos para brindar protección auditiva aumentan (desde los niveles de ruido hasta la disponibilidad de equipos de protección, políticas y control del uso de protectores).

Al igual que todos los equipos de protección personal, los protectores auditivos deben estar disponibles en todos los lugares donde se los necesite. Independientemente del lugar de trabajo, los trabajadores deben estar capacitados para saber cómo, dónde y cuándo usar sus protectores. Otra regla de oro: Si usted se encuentra cerca de otra persona y necesita gritar para que esta lo escuche, quiere decir que el nivel de ruido del entorno es tal que ambos necesitan protección auditiva.

La solución: Tener los protectores auditivos al alcance. Guarde los tapones en el bolsillo y los tapones reutilizables y las orejeras plegables en sus estuches. Varias orejeras pueden utilizarse con broches de cinturón. También asegúrese de usar los controles de ingeniería disponibles. Esto podría resultar tan fácil como cerrar la puerta de un equipo pesado.


Otro beneficio de la protección auditiva

Cada lugar de trabajo puede presentar una sorprendente variedad de peligros auditivos, como maquinaria, equipos y herramientas de todo tipo que agreden los oídos con ruidos constantes, intermitentes y de impacto de todo tipo. En estos entornos, generalmente, las personas y las maquinarias están en movimiento y los trabajadores, por su propia seguridad, deben tener consciencia de la situación. En esos casos, maximizar la protección auditiva al punto de generar una sobreprotección, que bloquee todos los ruidos, incluidos el habla y los sonidos de advertencia, podría ser contraproducente o incluso peligroso.

Aunque parezca mentira, las sustancias químicas que se encuentran en los lugares de trabajo representan otro riesgo para la pérdida auditiva. El benceno, tolueno y xileno son sustancias ototóxicas (venenos para el oído) y producen en las células pilosas del oído daños similares a los causados por el ruido nocivo. El impacto combinado del ruido y las sustancias químicas es incluso más nocivo. Para protegerse de los efectos de las ototoxinas, los trabajadores no solo deberían usar ropa de seguridad adecuada y respiradores, sino que también deberían asegurarse de lograr el ajuste de su protección auditiva. De hecho, la prueba de ajuste de tapones es quizás la clave más importante para ayudar a los trabajadores a seleccionar la protección auditiva correcta.


Lo más importante

Lo más importante para los gerentes de seguridad es brindar un entorno laboral seguro en el que los trabajadores puedan mantener el mismo nivel de salud y bienestar con el que llegaron. Seleccionar los protectores auditivos correctos les permite a los trabajadores alcanzar este objetivo, además de trabajar de una manera más segura y productiva.


Acerca de la autora

La Dra. Theresa Y. Schulz, Teniente Coronel de la Fuerza Aérea de los EE. UU. (retirada), es la gerenta de Conservación auditiva de Honeywell Safety Products. Schulz tiene un doctorado en ciencias de la audición de la Universidad Estatal de Ohio.

Download PDF 1