Sellados para el Éxito

Lentes Híbridos que garantizan una protección exitosa en la Industria Pesada

 

sellados-para-el-exito Download PDF 1 Cada año, cuando los directores de seguridad evalúan programas de protección de los ojos de sus compañías, deben tener en cuenta una serie de factores. Del examen de los diversos peligros en cada ambiente de trabajo a la comprensión de las normas nacionales de seguridad y de la consideración de las preferencias de la fuerza de trabajo a las necesidades individuales, la búsqueda de productos de protección adecuados y la gestión de un programa efectivo de seguridad de los ojos puede ser un desafío.
Estándares nacionales de seguridad establecidos por el American National Standards Institute (ANSI) y aplicados por la Administración de Seguridad y Salud (OSHA) de EE.UU., están disponibles para ayudar como guía en la selección y el uso adecuado de los lentes de protección. ANSI Z87.1-2010 es la norma vigente que define los requisitos de protección de los ojos y la cara en el trabajo, y la OSHA cita este estándar como el requisito de desempeño mínimo de protección para los ojos. Los empleadores que se encuentran en violación de estos requisitos pueden incurrir en una sanción civil que van desde 5.000 a 7.000 USD por cada violación.
 
Las normas ANSI Z87.1 requieren el uso de protección ocular y facial para los trabajadores expuestos a cualquier peligro que puede ser perjudicial para los ojos, incluyendo objetos voladores, partículas, productos químicos y radiaciones nocivas. Los lentes son la forma más común de protección para los ojos y se consideran suficientes para muchas aplicaciones de protección. En ambientes con excesiva suciedad o polvo, o donde exista peligro de salpicaduras de productos químicos, se requieren antiparras o gafas (goggles) o protectores faciales.
 
Necesidad de una mayor protección
Aunque las gafas de seguridad tradicionales satisfacen los requisitos nacionales de seguridad para la mayoría de los riesgos, los empleadores son cada vez más conscientes de la necesidad de una mayor protección. Además, mientras que las antiparras o gafas (goggles) son la opción más segura para muchos ambientes extremos, si se sienten demasiado voluminosas, o si se calientan o empañan fácilmente, puede suceder que los trabajadores no las usen. Este comportamiento aumenta el riesgo de una lesión ocular. En general, en las industrias de alto riesgo con polvo y suciedad, como la producción de petróleo y gas o la industria pesada, una categoría de producto híbrido se está transformando en protagonista. Comúnmente conocido como lente sellado este estilo se ve y se adapta como los lentes pero ofrece la protección adicional de una junta del tipo de las antiparras o gafas (goggles) en un diseño de bajo perfil, cómodo y seguro.
 
Introducida hace menos de diez años, los lentes sellados ya han superado a las antiparras (goggles) de ventilación directa como la protección de elección en la mayoría de los ambientes con altos restos de partículas o fragmentos voladores. Muchos estilos de lentes sellados están ahora disponibles y cuentan con una amplia selección de recubrimientos de las lentes para minimizar el empañamiento y con recubrimiento avanzado anti-rayaduras e incluso opciones de lentes graduadas para los trabajadores que las necesitan para sus tareas. Algunos estilos incluyen bandas para la cabeza opcionales para un ajuste más apretado y una mayor compatibilidad cuando se usa con otras formas de EPP. Más aún, algunos estilos ofrecen submarcos de espuma desmontables que convierten a los lentes regulares. Muchos de estos son sustituibles para extender la vida de los lentes.
 
Introducidos hace menos de diez años, los lentes sellados ya han superado a las gafas o antiparras de ventilación directa como la protección de elección en la mayoría de los ambientes con alta concentración de restos de partículas o fragmentos suspendidos en el aire.
 
Mejorando los registros Estadísticos de Seguridad
Dada la versatilidad de este producto, no es de extrañar que los directores de seguridad estén adoptando los lentes sellados a un ritmo tan rápido. Aquí nos fijamos en tres empresarios que han hecho grandes mejoras en sus registros estadísticos de seguridad como resultado de la adopción de lentes sellados híbridos en lugar de antiparras (goggles) o de lentes de protección tradicionales.
 
Construcción de Aviones
Para un fabricante líder mundial de aviones, la protección de su activo más valioso - la fuerza de trabajo - es un objetivo primordial. La seguridad está en el centro de las operaciones. Pero muchos puestos de trabajo que participan en la fabricación y en la reparación de aviones plantean riesgos, tales como el esmerilado y el arenado de piezas metálicas. Si bien las normas nacionales requieren únicamente de lentes de protección para ser usados para dichos riesgos, este empleador reconoció que era necesario para proteger a los trabajadores contra los pequeños trozos de metal que podrían entrar en sus ojos mientras realizaban tareas, especialmente cuando trabajan fuera de su posición. Al cambiar a lentes sellados, el empleador vio una dramática reducción en las lesiones oculares. Además, debido que a los lentes sellados son más cómodos de llevar que los lentes voluminosos, el cumplimiento en el uso de protección aumentó. Y puesto que también se requieren orejeras en el lugar, muchos trabajadores optan por la banda para la cabeza en lugar de las patillas para un mejor uso combinado con comodidad. Para este líder de seguridad, la adopción de los lentes sellados no sólo ha reducido la incidencia de lesiones en los ojos y los costos asociados, sino que también ha mejorado la satisfacción de los empleados y el cumplimiento de su programa de seguridad de los ojos.
 
Fabricación de Acero
La fabricación de acero es otra industria inherentemente de alto riesgo. Sin embargo, uno de los mayores productores de acero en los Estados Unidos también está entre los más seguros, ya que la seguridad es un valor fundamental. Desde la asignación de un coordinador de seguridad en todas las divisiones, hasta la realización de debates frecuentes sobre mejora de la seguridad y la realización de capacitación avanzada, esta empresa representa una cultura de seguridad. Pero el ambiente es uno en el cual están expuestos a la arena, el polvo, los desechos y la radiación infrarroja (IR), que plantea amenazas constantes a los ojos de los trabajadores. La compañía había tratado de usar una amplia gama de productos en busca de la mejor solución. Entonces descubrió los lentes sellados, y le pareció que ofrece justo lo que la fuerza de trabajo necesita: una visión clara, una excelente comodidad, un ajuste hermético para una máxima protección de los partículas y varios tintes de lentes que protegen de los peligros de IR. Los tintes bajos se utilizan para proteger de exposición incidental o periférica, mientras que los tintes más oscuros de la lente con los niveles más altos de protección de infrarrojos son utilizados por individuos directamente expuestos al metal fundido. Este empleador descubrió que los lentes sellados ofrecen lo mejor de ambos mundos: un mayor nivel de protección para los ojos y una reducción significativa de las lesiones oculares. Basado en su éxito, la compañía ahora exige que casi la totalidad de su fuerza de trabajo use lentes sellados.
 
Construcción Naval
En la industria de la construcción naval, existen todos los tipos de peligro para la cabeza, la cara y ojos, desde el impacto de los desechos que vuelan hasta las radiaciones peligrosas. Los trabajadores con frecuencia realizan soldadura, corte y esmerilado en las operaciones con metal o materiales compuestos, a menudo en espacios confinados y posiciones incómodas. Sin embargo, el nivel de protección ofrecido por los lentes de protección estándares en estas condiciones se ve comprometido, y muchas veces el incumplimiento es generalizado, especialmente entre aquellos que requieren antiparras (goggles). Un líder astillero naval de EE.UU. reconoció los peligros - y los costos asociados - de las lesiones oculares frecuentes, y cambió la forma como el EPP era suministrado para proteger mejor a los trabajadores. Anteriormente, los empleados habían sido responsables de la compra de su propio EPP en la tienda de seguridad de la compañía. Con poca dirección, no estaban eligiendo siempre los lentes que mejor se adaptaban a los peligros o los de más alta calidad. El recuento de los daños en los ojos iba en aumento, y la pérdida en gastos directos e indirectos creciendo.
 
Teniendo en cuenta la comodidad, el estilo y el recubrimiento antiempañante de los lentes sellados, los trabajadores están extremadamente dispuestos a usar protección para los ojos.

 
Reconociendo la necesidad de un cambio en la política de seguridad de los ojos, la organización adoptó un nuevo enfoque para la especificación y el suministro de lentes de protección. Ahora, las descripciones de puestos claves se corresponden con los niveles específicos de protección ocular adecuada y los individuos que realizan esmerilado, remachado o trabajos de electricidad, están obligados a usar lentes sellados.
El cumplimiento se ha incrementado de manera significativa, particularmente entre los trabajadores a los cuales previamente se les requería el uso de antiparras (goggles). Teniendo en cuenta la comodidad, el estilo y el recubrimiento antiempañante de los lentes sellados, los trabajadores están extremadamente dispuestos a usar protección para los ojos. Como resultado la reducción de lesiones en los ojos ha sido impresionante. Los trabajadores están más seguros, la compañía ha logrado un excelente cumplimiento y los costos asociados con lesiones en los ojos se han reducido drásticamente.
 
La elección del nivel adecuado de protección de los ojos para una amplia gama de individuos que trabajan en diversas aplicaciones de trabajo con un presupuesto fijo no es tarea fácil. Hasta hace poco, los profesionales de seguridad solo podían elegir entre diferentes estilos de lentes de protección, que ofrecen comodidad y claridad, pero menos protección que una antiparra (goggle), que ofrecen una mayor protección, pero por lo general cuentan con menos estilo y comodidad.
 
La de los lentes sellados es una categoría emergente que ofrece protección y comodidad optimizada, así como versatilidad y valor increíbles. Mediante la selección de gafas selladas, los empleadores en casi cualquier industria pueden beneficiarse de una única solución que se adapta a un mayor número de usuarios, proporciona una protección adicional, y ofrece la comodidad y la claridad que fomentan la aceptación y el cumplimiento de los trabajadores. Es una estrategia ganadora para los empleadores, los programas de seguridad que implementan para los ojos y las personas a las que sirven, cuya seguridad es la base del éxito de cualquier empresa.

Este artículo fue publicado en la edición de Enero 2013 de OHS Magazine.  

Download PDF 1
 

 



Para mayor información:

Contáctese con su Distribuidor Honeywell más cercano, llame a la nuestro Customer Service:

Latinoamérica: 55 11 3309-1021
México: 1 800 446-14951 800 446-1495
Argentina: 54 11 4302-5802

contáctenos a través de mailto:hsp.latino@honeywell.com 

 

 

 

 

 

>

 

>